Por Alfonso Padilla Blanco,

Desde hace algunos años, noviembre se ha convertido en una fecha clave para miles de negocios. La consolidación del Black Friday en nuestro país hace que todo tipo de comercios tengan muy presente el cuarto viernes de noviembre en su estrategia comercial.

El aluvión de ofertas que se avecina en las próximas semanas supondrá el arranque definitivo de la campaña de Navidad. Cada vez son más los consumidores que aprovechan estos días de suculentos descuentos para anticipar sus compras. Un escenario que presenta un enorme desafío al comercio minorista: destacar entre los gigantes de internet y los grandes marketplaces.

Una tarea más fácil de completar con éxito atendiendo a nuestros consejos para crear grandes estrategias de Black Friday en pequeños negocios.

¿Qué es el Black Friday?

El Black Friday procede de Estados Unidos. No podía ser de otro modo: esta nación es el paradigma del consumo. Se celebra el cuarto viernes de noviembre, coincidiendo con su tradicional fiesta de Acción de Gracias. Y aunque esta práctica se haya extendido por todo el globo, su origen es aún desconocido para muchos.

El Black Friday alude al viernes 24 de septiembre de 1869, fecha en la que dos agentes de bolsa intentaron acaparar el mercado del oro, fracasando en el intento. Un suceso histórico digno de guion de película: su maniobra implicaba sobornos a múltiples personalidades del panorama político y jurídico estadounidense. Su fracaso provocó un repentino desplome del precio del oro, arruinando por el camino a miles de inversores. Razón por la que se denominó a esta fatídica fecha como “viernes negro”.

Casi un siglo después, el diario Telegraph rescató del olvido el término para titular una noticia en la que informaba sobre un colapso de tráfico en la ciudad de Filadelfia, originado por un partido de fútbol americano entre el ejército y la marina. Cuenta la leyenda que la infinita cola de coches se podía ver a varios kilómetros de distancia, asemejándose a una gran serpiente negra. El suceso sirvió de inspiración al comercio local, que lo utilizó para aludir a la horda de compradores que se acercaban a la ciudad para realizar compras tras el día de Acción de Gracias.

Black Friday Estados Unidos

El resto es historia. Desde entonces, el Black Friday no ha dejado de extenderse por todo el mundo. En España, la cadena alemana MediaMarkt fue la principal responsable de su instauración, tras desarrollar una agresiva campaña de descuentos en noviembre de 2012.

El éxito de su iniciativa llevó a otros comercios y grandes almacenes a replicarlo, hasta el punto de añadir un día adicional de ofertas: el Cyber Monday. Un total de cuatro días de compras desenfrenadas que resultan esenciales para la cuenta resultados de comercios grandes y pequeños.

¿Cómo prepararse para el Black Friday?

El Black Friday representa una magnífica oportunidad de maximizar la facturación en casi cualquier sector. Pero antes de empezar a lanzar ofertas sin ton ni son, es necesario que tu negocio esté completamente preparado para estos días de frenesí. La previsión y planificación serán la base sobre la que diseñar una estrategia ganadora.

En primer lugar, debes asegurarte de que tu infraestructura tecnológica esté capacitada para gestionar cientos de transacciones simultáneas. En caso de disponer de una tienda online, es previsible que recibas un volumen de tráfico muy elevado. Por ello resulta altamente recomendable realizar pruebas de estrés previas para ponderar la solidez de tu ecommerce, optimizar los servidores y ampliar servicios en caso de ser necesario. Trabajar con una solución como eactivo representa una clara ventaja competitiva. Al ofertarse en modalidad SaaS te garantiza una infraestructura sólida, fiable y de alta disponibilidad, alojada en un data center propio con las máximas garantías de seguridad: Cloud Center Andalucía. Una cosa menos de la que preocuparse.

También es conveniente revisar la velocidad de carga de tu web, un aspecto crítico en el comercio electrónico. Desarrollar una estrategia WPO previa te puede ayudar a garantizar un óptimo rendimiento. Evitarás que compradores potenciales huyan a las tiendas de tus competidores hartos de esperar a que cargue la página que desean consultar. Y, por supuesto, te recomendamos automatizar todos los procesos de venta, revisando el correcto funcionamiento de los funnels de venta y optimizando su rendimiento para este gran día.

El servicio de soporte, clave en el Black Friday

El papel de la logística y el servicio post-venta

Al mismo tiempo, es necesario prestar atención a los aspectos logísticos. Por un lado, deberás asegurarte de que tienes existencias suficientes para satisfacer todos los pedidos, especialmente si cuentas con algún producto estrella que vaya ser muy demandado. Por otro, contactar con las empresas de transporte con las que suelas trabajar para garantizar el cumplimiento de los plazos de entrega en todos los envíos. Nuevamente eactivo puede ser un importante aliado en esta faceta, ya que su módulo de Stock y Almacenes te permite tener un control total sobre tu inventario, supervisar el flujo completo de mercancías y automatizar los procesos de seguimiento y localización de productos.

Finalmente, valora reforzar tu equipo de soporte y atención al cliente. Tu aproximación al Black Friday no debe ser cortoplacista, buscando únicamente el beneficio inmediato. La fecha también representa una magnífica ocasión de aumentar tu base de clientes. Ofrecerles un deficiente servicio complicará mucho la posibilidad de que repitan compras en el futuro. El mejor ejemplo es el de Correos, que cada año refuerza su plantilla con hasta 3.000 profesionales para ofrecer un servicio de máxima calidad y cumplir con los plazos de entrega pactados.

Implementar un chat en vivo en el que los compradores puedan contactar directamente contigo, resolver cualquier posible duda antes de confirmar la compra o gestionar una devolución también puede ser un gran recurso para garantizar su plena satisfacción.

5 Estrategias para vender más en Black Friday

Cada vez son más las marcas y negocios que desarrollan un esfuerzo adicional en comunicación y marketing para poder alcanzar a todos esos consumidores ávidos de ofertas únicas y exclusivas.

El constante bombardeo de los últimos años reduce el efecto sorpresa y hace más difícil que tus promociones y descuentos destaquen entre el mar de ofertas de las próximas semanas. Por eso hemos recopilado cinco estrategias que te ayudarán a ganar visibilidad.

Amplía tu lista de contactos

El email marketing se ha demostrado como una de las técnicas más utilizadas para impulsar las ventas durante el Black Friday. Pero para que tu estrategia sea realmente efectiva, no bastará con escribir geniales líneas de asunto, incluir creatividades llamativas o crear el copy perfecto. También necesitarás hacer crecer tu listado de suscriptores.

Por este motivo te recomendamos empezar a trabajar sobre ella unas semanas antes del Black Friday. Una buena idea para ampliarla es incluir en tu web pop-ups que inviten a la suscripción en tus boletines de noticias, utilizando un gancho comercial o promesa que anime al usuario a proporcionar sus datos.

Las opciones son prácticamente infinitas: puedes ofrecer un descuento adicional, envíos gratuitos o algún tipo de regalo. Lo fundamental es que dejes muy claro el beneficio que obtendrán. Para ello incluye frases directas como “Quiero las mejores ofertas”, “Accede a descuentos exclusivos” o “Consigue envíos gratis”.

Crea campañas de expectación

Otra de las claves de éxito para cualquier campaña de Black Friday radica en la expectación. Muchos negocios empiezan a anunciar sus ofertas semanas antes de que llegue el último viernes del mes, prueba de lo efectivo que resulta despertar la curiosidad de tu público objetivo.

En este sentido, el email marketing vuelve a ser una gran herramienta, aunque no debes dejar de lado las infinitas posibilidades que ofrecen las redes sociales. Las comunidades digitales se han convertido en uno de los canales más directos para mantener un contacto continuo con los consumidores: hasta un 37% afirma que un buen social media marketing les ha motivado a comprar productos.

De ahí que te recomendamos desarrollar un calendario editorial para las semanas previas, planificando concienzudamente tus mensajes y buscando que tus seguidores tengan bien presente cuándo empezarán tus ofertas. Puedes incluir una cuenta regresiva en tus creatividades o adaptar tu imagen de perfil y covers al color negro, para que lo asocien a esta fecha. Y no olvides sacar partido a hashtags como #BlackFriday, #CyberMonday, #OfertasBlackFriday, etc. Incluso si promocionas un negocio local, puedes incluir la ciudad en él: “#BlackFridayCórdoba”. Te ayudarán a ganar algún impacto orgánico y atraer visitas a tu web.

Campaña expectación Black Friday
Campaña de expectación de Worten para el Black Friday de 2019.

Menos ofertas y más packs

Muchos negocios tienen asumido que en el Black Friday solo tienen cabida los descuentos. De hecho, es la estrategia más común. Por eso ofrecer packs de productos o servicios complementarios puede ser una buena forma de destacar entre la feroz competencia.

Podrías crear paquetes en los que los consumidores se beneficien de un precio más reducido, pero sin que ello signifique reducir al máximo tu margen de beneficios. Una estrategia que también puede ser una gran oportunidad para dar salida a ese stock acumulado en tu inventario desde hace meses, que solo ocupa espacio y te genera gastos de almacenamiento adicionales.

Transmite sensación de urgencia

No hay una fecha todo el año en la que se desarrollen más compras impulsivas y, a menudo, totalmente innecesarias. Los consumidores son más receptivos durante el Black Friday, dejándose cautivar fácilmente por la promesa de una ocasión única o un descuento irrepetible. Por tal motivo, crear un sentimiento de urgencia te puede ayudar a aumentar enormemente las ventas.

Incluye en todos tus soportes llamadas a la acción que inciten a una compra rápida e inmediata, y construye tus landing pages sobre textos con lenguaje claramente persuasivo. Debes transmitir una sensación de “miedo” a perder una ocasión única, ya sea ofreciendo envíos gratuitos durante un período determinado (“¡Solo hoy!”), una disponibilidad limitada de algún producto (“¡Únicamente 100 unidades”!), premiando a los compradores más rápidos (“Regalo exclusivo a los 100 primeros clientes”) u ofertas relámpago (“Confirma tu pedido en las próximas tres horas”).

Incluso podrías intentar adelantarte a tus competidores lanzando tus ofertas el jueves, aprovechando el término Black Thursday como un elemento diferenciador. Te dará mucho juego para tus mensajes y creatividades publicitarias.

Publicidad Black Friday

El tamaño no siempre importa

El comercio minorista difícilmente puede plantar cara a gigantes como Amazon o AliExpress. Pero ser un pequeño negocio también tiene algunas ventajas: es una oportunidad de establecer relaciones más cercanas con tus clientes.

Aprovecha estas fechas para ofrecerles un trato personal y diferenciado, haciéndoles sentir como algo especial para ti. Puedes enviarles un pequeño regalo, una carta física agradeciendo su fidelidad u organizar un evento local en tu establecimiento para reforzar el sentimiento de pertenencia. Valora de posibilidad de firmar algún acuerdo con otros comercios locales. Ambos os beneficiaréis del impulso de estas fechas ofreciendo una experiencia exclusiva a vuestros clientes. Una excelente forma de hacerles sentir importantes, con la que los gigantes de internet no podrán competir.

Estamos convencidos que estos consejos, unidos a vuestras propias ideas y creatividad, os ayudarán a hacer del Black Friday 2021 el mejor hasta la fecha. Y si estás buscando un sistema de gestión en la nube que te ayude a gestionar tu negocio durante todo el año, piensa en eactivo. Se ha diseñado pensando en pequeños comercios como el tuyo. Solicita ahora tu período de prueba gratuito de 15 días. ¿A qué esperas para #serEactivo?