Por Manuel Rodríguez,

Este tipo de acciones no nominativas se refiere a aquellas que no tienen titular, es decir, su dueño será quien las posea.

Las compraventas de las acciones al portador no tendrán complicaciones, y se podrán traspasar entre los accionistas de forma fácil.

En el registro de este tipo de acciones no se tendrá en cuenta quién es el titular, sino que se anotará el número de acciones que se emitieron al crear la sociedad y su numeración.

Las principales ventajas de este tipo de acciones son:

  1. Se transmiten de forma rápida y sencilla
  2. Habrá confidencialidad de los socios
  3. Tienen un ahorro en coste debido a que no hay que realizar ninguna gestión legal

Este tipo de acciones al portador se han usado para administrar bienes inmuebles y muebles, además de ser adquiridas por empresas familiares, ya que, su transmisión es más sencilla.